Tranquilizar el espíritu es la mejor manera de curar el cuerpo y viceversa. Napoleón Bonaparte

Crema de elote

Ensalada de betabel

Calabazas rellenas

Crepa de camarones

Chiles en nogada tradicionales y vegetarianos

Corte grueso de dorado a la Bonne Femme

Filete de res con salsa de alcaparras

Helado de vainilla con melón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s