Si no perdonas por amor, perdona al menos por egoísmo, por tu propio bienestar. Dalai Lama

Crema de brocoli

Ensalada de berros con roquefort

Hachis parmentier

Pollo al vino blanco

Chiles en nogadas tradicionales

Dorado en salsa mexicana

Filete de res con salsa de frutos rojos

Gelatina de uvas y vino tinto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s