Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto. Cardenal de Retz

pasta al pestoPotage campesino

Ensalada cabrita

Pasta al pesto

Chiles en nogada

Corte de dorado dieppoise

Mejillones al gusto

Filete de res con queso Suizo

Tarta volteada de guayaba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s